lunes, 4 de junio de 2012

Pritzker 2009



Arq. Peter Zumthor
Pritzker 2009

            En la actualidad existe un espíritu que favorece las “mega – experiencias” cuantitativas donde muchas veces se deja atrás la calidad y disciplina arquitectónica estando inmersa competencia globalizada, logrando una atención mediática, proporcionando a los arquitectos “estrella” y sus grandes despachos en inmensas urbes los magnos encargos de diseños que serán los hitos de la ciudad y la arquitectura.
            Caso contrario es el arquitecto Peter Zumthor el cual su estudio taller se encuentra en su pueblo natal  de Haldenstein, llamado Graubünden. Todavía no hay tantos edificios de él como para llenar los libros ilustrados que se publican anualmente e incluso ha prohibido la re edición  de su monografía actualmente agotada. Zumthor elige a sus clientes y desarrolla sus proyectos hasta el último detalle llevándose varios años de construcción, sin comprometer la calidad del resultado final.
            Como cualquier buen arquitecto selecciona a detalle los materiales de construcción de sus edificios, pero esto de la selección y la proyección se lo toma muy enserio ya que busca crear sensaciones, de cómo se siente, come se huele, se escucha y que tipo de asociaciones, imágenes mentales, expectativas y que recuerdos evoca cada uno de estos elementos y su conjunto a el usuario.
A simple vista no se puede juzgar ni criticar al arquitecto ya que se tiene la falsa idea que se podría considerar aparentemente como proyectos marginales debido a que existen arquitectos internacionales que se catalogan como “in” ya que intervienen en la construcción de rascacielos.
Se puede apreciar como un arquitecto creador de gran belleza y efectos atmosféricos, es admirable su ritmo tranquilo que con su pequeño equipo de trabajo interesado únicamente en la expansión y gasto de energía en lo más creativo, la idea esencial es darle autenticidad, una concepción anacrónica de la naturaleza y un impulso romántico que invada a su obra. El arquitecto en una entrevista comento que siempre desarrollo sus espacios a partir de una experiencia y una sensación para el cuerpo de una presencia física o una cierta aura motivado el proceso de diseño.
La madera siempre ha tenido un papel esencial en su trabajo ya que empezó su formación como aprendiz de ebanista a sus quince años, ya que su padre se dedicaba e este oficio, iniciando después su carrera arquitectónica en el departamento de protección del cantón de los Grisones, en donde pudo familiarizarse con técnicas locales de construcción en madera, la construcción de su propio estudio y una pequeña capilla situada un impresionante paisaje alpino en Sumvitg, aplicando simultáneamente la sabiduría tradicional y otras interesantes e innovadoras ideas.
La obra más conocida de Zumthor es el pabellón suizo para la exposición de Hannover del año 2000. Este pabellón era una especie de laberinto de madera de construcción apilada, la cual sería reutilizada después de la expo. En sus últimas obras de madera estudio los tradicionales entramados de troncos y su aplicación en la arquitectura contemporánea.
Las cualidades del trabajo de Peter Zumthor son que es cuidadoso y sensible, lento y respetuoso, hace de su casi perfecta arquitectura un objeto interesantísimo de análisis e investigación. Más aun en estos tiempos en los que la disciplina arquitectónica, y la sociedad de consumo en general, se encuentra inmersa en un vertiginoso ciclo de producción y exaltación de lo “nuevo” y lo “original” y cada vez más alejada de las tradiciones constructivas y de la sabiduría de los maestros constructores.

Su trabajo es de alguna forma una posición de resistencia, un fructífero y esperanzador avance contracorriente, llevado a cabo a partir de una especial lectura del lugar y sus tradiciones, de una selección sabia y precisa de los materiales, y de un afán por aproximarse a la excelencia técnica y sensible en cada aspecto del proceso y del resultado construido.


Peter Zumthor nació el 26 de abril de 1943, hijo de un ebanista Oscar Zumthor en Basilea, Suiza. Se formo como ebanista desde 1958 hasta 1962 y desde 1963 hasta el 67 estudio en la Kunstgewerbeschule, Vorkurs Fachklasse y con estudios en diseño en Pratt Institute de Nueva York.  En 1967 fue contratado por el cantón de los Grisones (Suiza) en el departamento para la preservación de los monumentos de trabajo  como consultor de construcción, planificación y analista de arquitectura de los pueblos históricos, además en ese tiempo también realiza algunas restauraciones. Establece su propio estudio  en 1979 en Haldenstein, Suiza donde aun funciona. Está casado con Annalisa Zumthor – Cuorad, tiene tres hijos, todos ya son adultos, Anna Katharina, Pedro Conrado y Paulin Jon y dos nietos.

Desde 1996 ha sido profesor en la Academia de Arquitectura de la universidad de la Svizzera Italiana. También ha sido profesor visitante de la universidad de California del Sur, Instituto de Arquitectura y SCI – ARQ de la ciudad de Los Ángeles California en 1988, en la Universidad Tecnológica de Munich en 1989 y en la Graduate School of Desing de la Universidad de Harvard en 1999. Sus numerosos premios incluyen el Praemium Imperiale de la Japan Art Association, en 2008, así como el Premio de Arquitectura Carlsberg en Dinamarca en 1998, y el Premio Mies van der Rohe de Arquitectura Europea en 1999. In 2006, he received the Thomas Jefferson Foundation Medal in Architecture from the University of Virginia. En 2006, recibió la Medalla Thomas Jefferson Fundación de Arquitectura de la Universidad de Virginia. The American Academy of Arts and Letters bestowed the Arnold W. Brunner Memorial Prize in Architecture in 2008. La Academia Americana de Artes y Letras le otorgó el Arnold W. Brunner Memorial Prize de Arquitectura en 2008 y el más actual es el premio Pritzker 2009.

In the recent book published by Barrons Educational Series, Inc. titled, Architectura, Elements of Architectural Style, with the distinguished architectural historian from Australia, Professor Miles Lewis, as general editor, the Zumthor's Thermal Bath building at Vals is described as “a superb example of simple detailing that is used to create highly atmospheric spaces. En el reciente libro publicado por Barrons Educational Series Inc. titulado, Arquitectura, elementos del estilo arquitectónico, con el distinguido historiador de arquitectura de Australia, el profesor Miles Lewis, como editor general, la construcción de los baños termales de Zumthor en Vals se describe como "una magnífica ejemplo de detalles simples que se utiliza para crear espacios de gran ambiente. The design contrasts cool, gray stone walls with the warmth of bronze railings, and light and water are employed to sculpt the spaces. El diseño contrasta paredes frías, de piedra gris con la calidez de los pasamanos de bronce, y la luz y el agua se emplean para modelar los espacios. The horizontal joints of the stonework mimic the horizontal lines of the water, and there is a subtle change in the texture of the stone at the waterline. Las juntas horizontales de la piedra de imitar las líneas horizontales del agua, y hay un cambio sutil en la textura de la piedra en la línea de flotación. Skylights inserted into narrow slots in the ceiling create a dramatic line of light that accentuates the fluidity of the water. Tragaluces inserta en las ranuras estrechas en el techo crean una línea dramática de la luz que acentúa la fluidez del agua. Every detail of the building thus reinforces the importance of the bath on a variety of levels.” Cada detalle de la construcción de lo que refuerza la importancia del baño en una variedad de niveles. "

In the book titled Thinking Architecture, first published by Birkhauser in 1998, Zumthor set down in his own words a philosophy of architecture. En el libro titulado Arquitectura pensamiento, publicado por primera vez por Birkhäuser en 1998, Zumthor establecidos en sus propias palabras, una filosofía de la arquitectura. One sample of his thoughts is as follows: “I believe that architecture today needs to reflect on the tasks and possibilities which are inherently its own. Una muestra de su pensamiento es el siguiente: "Yo creo que la arquitectura de hoy necesita reflexionar sobre las tareas y posibilidades que son intrínsecamente propios. Architecture is not a vehicle or a symbol for things that do not belong to its essence. La arquitectura no es un vehículo o un símbolo para cosas que no pertenecen a su esencia. En una sociedad que celebra lo que no es esencial de la arquitectura, podemos poner una resistencia, para contrarrestar la perdida de formas y su significado y asi hablar su propia lengua. Creo que el lenguaje de la arquitectura no se trata de un estilo específico. Every building is built for a specific use in a specific place and for a specific society. Cada edificio está construido para un uso específico en un lugar específico y para una sociedad específica. My buildings try to answer the questions that emerge from these simple facts as precisely and critically as they can.” Mis edificios tratan de responder a las preguntas que surgen de estos simples hechos, como precisos y crítica posible. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada